Intersecciones Frágiles: Emovere


12 de octubre - 27 de noviembre de 2021 / MAC Parque Forestal - Sala de Conferencias




Núcleo Emovere se forma en 2014 con la dirección de los académicos Francisca Morand (Departamento de Danza) y Javier Jaimovich (Departamento de Sonido), a fin de explorar las posibilidades de la interactividad. Pronto se sumaría la artista y académica Mónica Bate (Departamento de Artes Visuales). Desde su inicio Emovere ha congregado estudiantes, artistas, profesionales y académicos de diversas disciplinas, tales como Danza, Arte Sonoro, Composición Musical, Artes Visuales, Ingeniería y Teoría, para crear y reflexionar a través de múltiples modalidades: creación de obra, talleres, residencias, seminarios, conferencias y publicaciones. Su foco se encuentra en el cuerpo, abordado desde su biología, fisiología y emociones.

Tras su primer proyecto creativo, denominado igualmente Emovere, el colectivo se abocó al desarrollo de su segunda investigación: Intersecciones frágiles. A través del uso de tecnologías digitales y electrónicas, este proyecto de investigación artística aborda críticamente la noción de estabilidad subjetiva explorando interfaces posibles entre lo orgánico y lo artificial. 

En su emplazamiento, observaremos el carácter simultáneo entre las dimensiones instalativa y performática de la propuesta. Una doble funcionalidad que se despliega en la hibridación de Sensorium, Junípero y el cuerpo humano, a su vez activados recíprocamente por sensores que registran los estímulos y movilizan la interacción. En otras palabras, se trata de dos modalidades integradas que buscan dar respuesta a la condición inestable del mundo contemporáneo, una condición mediada por una multiplicidad de variables e información incesante. 

De esta manera, los dispositivos presentes tienen la potencia de influirse y modificarse de acuerdo a sus articulaciones internas y al sentido que adquieren los flujos de acción, dando lugar a lo que podríamos denominar como instalaformance. De este modo, los dispositivos sonoros y audiovisuales basados en bioseñales invitan a la audiencia a interactuar con su propia fisiología develando una subjetividad a la vez individual y colectiva. 

En su versión performativa, la intérprete usa su voz como única fuente sonora, una metáfora de la consciencia a la vez que deseo de presencia. Así, el movimiento resulta de la negociación continua entre control voluntario, cuerpo, sonido, palabra, diseño sonoro y las posibilidades de los parámetros del sensor. En definitiva, Intersecciones frágiles alune a un organismo complejo, a veces abstracto y otras concreto, parte carne y parte máquina.

Núcleo Emovere: Mónica Bate (Santiago, 1978), Paulo Fernández (Santiago, 1979), Diego de la Fuente (Santiago, 1990), Javier Jaimovich (Niza, Francia, 1981), Francisca Morand (Santiago, 1967).

Más información acá

Calendario Performances Noviembre: 


Viernes 5 15:00

Sábado 6 12:00 

Viernes 12 15:00

Sábado 13 12:00

Viernes 19 15:00

Sábado 20 12:00

Viernes 26 15:00

Sábado 27 12:00


Inscripciones en interseccionesfragiles@gmail.com